Grupo Andino

Justificado

La felicidad y productividad por sobre todo de un discípulo en el Reino están ampliamente basadas en la forma que el ve a Dios y en la forma en la que el se ve a sí mismo. En general la religión describe a Dios siendo una de dos o demasiado demandante o demasiado indulgente; la religión también tiende a describir al hombre como indigno o como el centro del universo. El libro de Romanos evita estos extremos humanistas y desarrolla sistemáticamente la visión correcta de Dios y del hombre.

Dios tiene muchas cualidades, las cuales todas son perfectas. Su amor es perfecto, pero también lo es su justicia. El no expresará su amor en una forma que milite en contra de su justicia. Por lo tanto, su amor por el hombre y su demanda de justicia pueden únicamente ser juntadas en la cruz Las buenas noticias del evangelio serán siempre que (mas)

Comparte esa noticia con otros

Deja el primer comentario