Grupo Andino

La llegada del Reino

LA LLEGADA DEL REINO

INTRODUCCION

1. De Que Predicaba Jesús?
“El Reino” – 114x

MATEO

4:17 Desde entonces Jesús comenzó a proclamar: «Vuélvanse a Dios, porque el reino de los cielos está cerca.»

4:23 Jesús recorría toda Galilea, enseñando en la sinagoga de cada lugar. Anunciaba la buena noticia del reino y curaba a la gente de todas sus enfermedades y dolencias

9:35 Jesús recorría todos los pueblos y aldeas, enseñando en las sinagogas de cada lugar. Anunciaba la buena noticia del reino, y curaba toda clase de enfermedades y dolencias.

24:14 Y esta buena noticia del reino será anunciada en todo el mundo, para que todas las naciones la conozcan; entonces vendrá el fin.

Seguía lo mismo en:

HECHOS

1:3 Y después de muerto se les presentó en persona, dándoles así claras pruebas de que estaba vivo. Durante cuarenta días se dejó ver de ellos y les estuvo hablando del reino de Dios.

8:12 Pero cuando creyeron en la buena noticia que Felipe les anunciaba acerca del reino de Dios y de Jesucristo, tanto hombres como mujeres se bautizaron.

28:30-31 Pablo se quedó dos años completos en la casa que tenía alquilada, donde recibía a todos los que iban a verlo. 31 Con toda libertad anunciaba el reino de Dios, y enseñaba acerca del Señor Jesucristo sin que nadie se lo estorbara.

2. ¿Que es el mensaje de las iglesias evangélicas de hoy?

¿Que debo hacer para ser salvo? (Como el joven rico en Marcos 10:17- 23). Buscan saber cuales son los requisitos mínimos para entrar en la vida eterna ¿Por que se fue? El costo del reino fue demasiado alto.

¿QUE ES EL REINO?

EL REINO ES BUENAS NOTICIAS – Dios Bajo o Los Cielos Bajaron

Como ya vimos, es lo que Cristo y los apóstoles proclamaron.

Lucas 4:16-21 NBLH

Jesús llegó a Nazaret, donde había sido criado, y según Su costumbre, entró en la sinagoga el día de reposo, y se levantó a leer. 17 Le dieron el libro (el rollo) del profeta Isaías, y abriendo el libro, halló el lugar donde estaba escrito:

18 «EL ESPIRITU DEL SEÑOR ESTA SOBRE MI, PORQUE ME HA UNGIDO PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO A LOS POBRES. ME HA ENVIADO PARA PROCLAMAR LIBERTAD A LOS CAUTIVOS, Y LA RECUPERACION DE LA VISTA A LOS CIEGOS; PARA PONER EN LIBERTAD A LOS OPRIMIDOS;

19 PARA PROCLAMAR EL AÑO FAVORABLE DEL SEÑOR.» (Isaías 61:1-2)

20 Cerrando el libro (el rollo), lo devolvió al asistente y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en El. 21 Y comenzó a decirles: «Hoy se ha cumplido esta Escritura que han oído.»

“HOY” Cristo dijo. Vamos a repasar lo que vimos en la lección anterior y ver como esto encaja con la vida y el ministerio de Jesús.

1. El Reino será establecido por el siervo de Dios (el Mesías). Marcos 10:45 «Porque ni aun el Hijo del Hombre vino para ser servido, sino para servir, y para dar Su vida en rescate por muchos.»

2. En el Reino habrá compasión por los pobres y necesitados. Como ya vimos en Mateo 4:23, 9:35 y recién en Lucas 4 la proclamación de las buenas noticias estaba acompañada de una demostración poderosa de la ayuda precisamente para la gente necesitada. Y Cristo también declaro claramente nuestra obligación de seguir su ejemplo en esto en pasajes como Mateo 25:44-45:

«Entonces ellos también responderán: ‘Señor, ¿cuándo Te vimos hambriento o sediento, o como extranjero, o desnudo, o enfermo, o en la cárcel, y no Te servimos?’ 45 «El entonces les responderá: ‘En verdad les digo que en cuanto ustedes no lo hicieron a uno de los más pequeños de éstos, tampoco a Mí lo hicieron.’ 46 «Estos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna.»

Y no tenemos que ir mas allá de Hechos 2 para ver la importancia puesto en esto en la iglesia primitiva.

3. Su Reino será caracterizado por rectitud.

El Sermón del Monte – encabezado por Las Bienaventuranzas.

4. Con este Reino habrá rectas relaciones tanto adentro como afuera.

Juan 13:34-35 «Un mandamiento nuevo les doy: ‘que se amen los unos a los otros;’ que como Yo los he amado, así también se amen los unos a los otros. «En esto conocerán todos que son Mis discípulos, si se tienen amor los unos a los otros.»

Lucas 6:27-35 «Pero a ustedes los que oyen, les digo: amen a sus enemigos; hagan bien a los que los aborrecen; 28 bendigan a los que los maldicen; oren por los que los insultan. 29 «Al que te hiera en la mejilla, preséntale también la otra; y al que te quite la capa, no le niegues tampoco la túnica. 30 «A todo el que te pida, dale, y al que te quite lo que es tuyo, no se lo reclames. 31 «Y así como quieran que los hombres les hagan a ustedes, hagan con ellos de la misma manera. 32 «Si aman a los que los aman, ¿qué mérito tienen? Porque también los pecadores aman a los que los aman. 33 «Si hacen bien a los que les hacen bien, ¿qué mérito tienen? Porque también los pecadores hacen lo mismo. 34 «Si prestan a aquéllos de quienes esperan recibir, ¿qué mérito tienen? También los pecadores prestan a los pecadores para recibir de ellos la misma cantidad. 35 «Antes bien, amen a sus enemigos, y hagan bien, y presten no esperando nada a cambio, y su recompensa será grande, y serán hijos del Altísimo; porque El es bondadoso para con los ingratos y perversos.

5. El Reino se extenderá a todas las naciones.

Se ve fuertemente en la continuación del pasaje de Lucas 4, empezando con vs. 23:

Entonces El les dijo: «Sin duda Me citarán este refrán: ‘Médico, cúrate a ti mismo; esto es, todo lo que oímos que se ha hecho en Capernaúm, hazlo también aquí en Tu tierra.'» 24 Y Jesús añadió: «En verdad les digo, que ningún profeta es bien recibido en su propia tierra. 25 «Pero en verdad les digo, que muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses y cuando hubo gran hambre sobre toda la tierra; 26 sin embargo, a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda en Sarepta, en la tierra de Sidón. 27 «Muchos leprosos había en Israel en tiempos del profeta Eliseo, pero ninguno de ellos fue limpiado, sino Naamán el Sirio.» 28 Y todos en la sinagoga se llenaron de ira cuando oyeron estas cosas, 29 y levantándose, echaron a Jesús fuera de la ciudad, y Lo llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada su ciudad para tirar a Jesús desde allí. 30 Pero El, pasando por en medio de ellos, se fue.

Mateo 28:19-20 «Vayan, pues, y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a guardar todo lo que les he mandado; y ¡recuerden (he aquí)! Yo estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo.»

6. El Reino aparecerá dentro de la historia.

Lucas 11:20 «Pero si Yo por el dedo de Dios echo fuera los demonios, entonces el reino de Dios ha llegado a ustedes.

Lucas 17:20-21 Habiendo preguntado los Fariseos a Jesús cuándo vendría el reino de Dios, El les respondió: «El reino de Dios no viene con señales visibles, ni dirán: ‘¡Miren, aquí está!’ o: ‘¡Allí está!’ Porque, el reino de Dios está entre ustedes.»

¿Se acuerdan de cómo los judíos vieron la historia?

Screen Shot 2016-07-21 at 4.36.42 PM

Pero como vimos, en realidad era más como vemos en el segundo diagrama:

reino es ahora

Una forma de explicar la llegada del Reino es compararlo a las olas del mar. El Reino llega primero en la persona de Jesús. Dios bajo. Los Cielos, en forma de Cristo, llegaron a la tierra. El Reino llega aun más en la muerte y especialmente en la resurrección de Jesús. Y el día de Pentecostés el Reino llega en el establecimiento de la iglesia. El Reino sigue llegando cada vez que una persona somete su voluntad a Jesús como su Señor y es bautizado. El Reino sigue llegando en mi vida cada vez que hago su voluntad en vez de la mía.

EL REINO FUE COMUNICADO CON PARABOLAS

Jesús resistiendo la tentación de definir el Reino, más bien utiliza elementos comunes y corrientes de la vida cotidiana para mostrar la naturaleza del Reino.

1. Se compara con un hombre que sembró buena semilla en su campo (Mateo 13:24-30).

2. Es semejante al grano de mostaza que un hombre sembró en su campo (Mateo 13:31-32).

3. Es como levadura mezclada con la harina (Mateo 13:33). El Tiempo presente El Tiempo Venidero El Tiempo presente El Tiempo Venidero

4. Se compara con un tesoro escondido en el campo (Mateo 13:44).

5. Es semejante al comerciante que encuentra la perla de gran valor (Mateo 13:45-460.

6. Es como la red barredera (Mateo 13:47-50).

7. Se compara con el rey quien quiso hacer cuentas con sus siervos (Mateo 18:23-35). ¿Cuando? Jesús había venido también por esto.

8. Es semejante al propietario quien salio temprano para contratar obreros (Mateo 20:1-16).

9. Es como un rey quien hizo un banquete de bodas para su hijo (Mateo 22:1-14).

Ejemplo de la montaña que parece distinto de diferentes puntos de vista. El concepto bíblico del Reino es muy diverso. Tenemos que tener cuidado con la tentación de tratar de definir o explicar el Reino en cualquier forma que lo limita.

Como nosotros con la idea que muchos en nuestro movimiento aceptaron y enseñaron que el Reino es equivalente a la iglesia.

EL REINO ES UN HOMBRE A SEGUIR

Primeramente en la persona de Jesucristo encontramos a las profecías del Reino hecho carne y hueso. En el se incorporo todo el sentido del Reino. Siguiendo a el es la única manera de participar en el Reino de Dios. Era su llamado entonces y sigue tan vigente hoy. El punto como nos explico nuestro hermano Juan el Apóstol in su primera carta no es solo decir que somos de el sino “andar como el anduvo” (I Juan 2:6).

EL REINO ES UNA VIDA A VIVIR

Es la cosa mas emociónate. Muchos hablen de querer ir al cielo cundo mueran, pero Jesús nos llama a vivir la vida del cielo aquí y ahora. Pablo dijo que “somos ciudadanos del cielo” (Filipenses 3:20). Estamos aquí en estas tierras como extraterrestres de un tiempo futuro infiltrando este mundo presente con otra forma de pensar y relacionarse, basado en como se hace en el cielo. Increíble! Por esto es tan importante “buscar primero el reino de Dios” (Mateo 6:33).

EL REINO ES EL REINADO DE DIOS

Un profesor mío dijo (hace muchos anos) que “el Reino de Dios es el reinar y gobernar de Dios en los corazones y las vidas de los hombres.”

En la oración que Jesús enseño a sus discípulos, “que venga tu reino” es paralelo a “que se haga tu voluntad” (Mateo 6:10). El Reino de Dios llega a una persona cuando esa persona deja de hacer su voluntad y hace la voluntad de Dios.

Someterse, rendirse y obedecer son como malas palabras para el hombre moderno, pero en todas las Escrituras, tanto AT como NT figuran en definir al carácter del hombre quien agrada a Dios.

El Reino de los Cielos esta poblada por gente que dicen “que se haga tu voluntad en mi vida exactamente como se hace el cielo.” En otras palabras, “Traiga lo que esta allá, aquí, empezando en primer lugar adentro de mi.”

¿QUIENES SON PARTE DEL REINO?

LOS HUMILDES

Mateo 18:1-4 En aquel momento se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: «¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?» 2 El, llamando a un niño, lo puso en medio de ellos, 3 y dijo: «En verdad les digo que si no se convierten y se hacen como niños, no entrarán en el reino de los cielos. 4 «Así pues, cualquiera que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.

LOS ARREPENTIDOS

Mateo 4:17 Desde entonces Jesús comenzó a predicar: «Arrepiéntanse, porque el reino de los cielos se ha acercado.»

Desde el primer anuncio del Reino, se ve la importancia de metanoia – “arrepentirse” – un cambio de mente, no mirando atrás sino adelante!

LOS QUE NACEN DE NUEVO

Juan 3:3-5 Jesús le contestó: «En verdad te digo que el que no nace de nuevo no puede ver el reino de Dios.» 4 Nicodemo Le dijo: «¿Cómo puede un hombre nacer siendo ya viejo? ¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientre de su madre y nacer?» 5 Jesús respondió: «En verdad te digo que el que no nace de agua y del Espíritu no puede entrar en el reino de Dios.

CONCLUSION

El verdadero evangelio de Jesús es el evangelio del Reino.

80% de personas en EEUU crean que van al cielo. ¿Cuantos quieran pagar el costo de realmente ir?

El Reino: ¡Es Buenas Noticias! ¡Es el tesoro escondido! ¡Es la perla de gran valor!

Cuando entiendo la grandeza del Reino y su valor inestimable, entonces voy a decir: “Cueste lo que cueste; ¡Yo si voy a buscar Su Reino primero!”

Comparte esa noticia con otros

1 Comment

  • José Piñeres

    The knowledge in these texts that helps us to mature is very interesting.

Deja el primer comentario