Retiro Líderes Gupo Andino 2018

Del 28 al 31 de Julio, se realizó el retiro de líderes del Grupo Andino en su versión 2018. Alrededor de 50 discípulos que sirven en el liderazgo de diferentes congregaciones de Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela, se dieron cita a 2 horas de Bogotá – Colombia.

La jornada este año inicio el día sábado 28 de Julio con la conferencia de hombres «Conectados» de la iglesia en Bogotá en la que Cesar Herrera de la Iglesia en Lima, fue el orador invitado. El domingo 29, en el servicio de adoración a Dios, algunos misioneros tuvieron la oportunidad de participar en el servicio, «El gran misterio del crecimiento», y  fue increíble y muy inspirante escuchar las historias y testimonios de discípulos comprometidos con la evangelización de sus regiones.

Una vez terminado el servicio y luego de un breve momento de cofraternidad los participantes al retiro emprenden el viaje.  En medio de las canciones, las clases y el estudio del Libro de Efesios, que se dieron en los 4 días en los que los hermanos compartieron sus vidas y las dinámicas de sus congregaciones.

Cada hermano que participó en el retiro tuvo la oportunidad de compartir sus inquietudes, sus miedos, frustraciones y victorias en su servicio misionero, se animaron unos a otros se hicieron nuevas amistades y por sobre todo se le dió la honra a Dios.

Les compartimos algunas intervenciones de los hermanos:

[vc_row][vc_column width=’1/2′]

[/vc_column][vc_column width=’1/2′]

Para mi el retiro fue un privilegió. Desde hace muchos años quería ser parte de estas reuniones de misión para la obra de Dios. Siempre he tenido el sueño de ser misionera e ir por el mundo enseñando el amor de nuestro padre celestial.

Cuando llegué a la reunión tenía muchas expectativas, pero esta fue todo lo que esperaba, un lugar donde pude confraternizar con mis hermanos de distintos lugares de Colombia y también con mis hermanos de otras nacionalidades, unidos solo por la sangre de cristo.

Fue muy valioso conocer sus esfuerzos por la obra y aquellas historias de sufrimiento y de alegría por tomar la decisión de confiar en Dios y seguir esparcimiento la semilla por todas las naciones. Me encantó conocerlos a todos, fue una excelente reunión, valoro el esfuerzo, pues este se noto en cada detalle. Gracias por tan excelente compañía y por tan deliciosa comida, pues donde hay discípulos se dice que hay comida y eso si, mucho amor.

Conclúyo que no hay mejor forma de aprender y ver la grandeza de Dios y el crecimiento de su obra maestra, que cuando nos reunimos para congregarnos, conocer las necesidades del otro y orar por todos, para que podamos seguir de una manera consciente de todas las necesidades nuestra labor como discípulos.

Gracias a todos y a nuestro Dios primeramente que es el hacedor y motivador de todo esto. Que la gloria sea completamente para Dios.

Yuliana Marín – Iglesia en Cali, Colombia.

[/vc_column][/vc_row]

[vc_row][vc_column width=’1/2′]

[/vc_column]

[vc_column width=’1/2′]

Es mi 2do Retiro Andino y estoy como interna trabajando para la Iglesia hace año y medio.
La primera vez la sede fue Quito y asistí el año pasado. Está vez fue muy animante igual porque con mi esposo Raúl, nos hemos entrenado para la Misión de Guayaquil.

El Retiro en Santandercito fue espectacular ya que pude conocer de primera mano a hermanos comprometidos que dejaron su comodidad y empeñaron por fe su salvación al ir a ciudades y localidades llevados por el Espíritu de Dios eso es tremendo. Ellos movidos en amor y compasión van y siembran la semilla con fe.

Quedé  inspirada en su servicio, las horas de un lugar a otro, el sacrificio de ir a hogares y familias distantes donde no hay servicios básicos y sortean peligros. Sus hogares enfrentan necesidades y dificultades pero su fe inquebrantable les hace seguir firmes sin importar su edad ni condición social.

Compartir con hermanos maduros en sus convicciones, llenos de gracia y alegría, cimentados en la palabra de verdad y que su fortaleza es saber que su fe es inquebrantable y que la oportunidad que Dios les ha dado, llevar el mensaje a más personas que están muy dispuestas a vivir la palabra de Dios.

Espero haber transmitido parte de las verdades que pude evidenciar.

Katyuska Borja – Quito – Ecuador

 

[/vc_column][/vc_row]

[vc_row]

 

[vc_column width=’1/3′]    [/vc_column]

[vc_column width=’1/3′]     [/vc_column]

[vc_column width=’1/3′]    [/vc_column]

[/vc_row]

Comparte esa noticia con otros

3 Comments

  • Felipe Ricaurte

    Buen día, pregunta:

    Además de la confraternidad, ¿Qué se aprendió que se pueda poner en práctica en cada comunidad?

    Del año anterior, ¿Qué se puso en práctica?

    • A
      Grupo Andino Author

      Hola Felipe buenos días. Gracias por tu pregunta, y pasamos a responderte. Fueron 3 o 4 días en los que vimos más que clases exposición de algunos temas. Se estudio el libro de Efesios. Acá te dejó dos respuestas de participantes al retiro.

      «Hola, en Huila hemos estado tratando de entender según lo que vimos del libro de Efesios, quienes somos y que estamos sentados con Jesús en los lugares celestiales»

      «Es que en la confraternidad están todas las lecciones. Es con los hermanos que están batallando espiritualmente que te entrenas para aprender a amar, a tener paciencia, a que cada fruto del Espíritu se vaya dando y de este campo de entrenamiento sales al mundo donde la mayoría vivimos para poner en práctica esos frutos, amar a los no creyentes, compartir con ellos, animarlos a estudiar la biblia, sufrir con ellos y algunos verlos bautizarse. En la confraternidad hay muchas lecciones. No crees? Es mi humilde opinión. No demeritar la confraternidad. Un abrazo» El año anterior vimos Timoteo. Pero fue el amor entre los hermanos lo que más recuerdo Bogotá.

      Cada congregación vive un momento diferente en su fé, en tiempo de establecida, y cantidad de miembros. Uno de los temas que llamó mi atención fue el romper paradigmas que aun cómo congregación conservamos. Este tema se pudo discutir en los tiempos de cofraternidad, compartir problemas que que otros ya superaron etc. Medellín

      Saludos Felipe

      • A
        Grupo Andino Author

        Gracias María Isabel. Tienes toda la razón, esta es una situación particular que vivieron un grupo de hermanos, y de ninguna manera debe tomarse como un patrón. Es muy importante el proceso, que es entender el evangelio para llegar al punto del arrepentimiento.

Responder a Grupo Andino Author (Cancelar Respuesta)

×