Grupo Andino

Se mueven corazones con el dolor ajeno y la gloria es para Dios

Incendio en Medellín - Sector Moravia 2017

En medio del dolor actual que viven muchas personas en este momento alrededor del mundo por los resientes sismos, las tormentas y demás situaciones que afectan a la humanidad. En Colombia, específicamente en Medellín en un Barrio llamado Moravia el 18 de agosto para algunas familias 323 para ser más exactos, ocurrió un hecho un poco más pequeño que los mencionados al principio, pero no menos doloroso.

Muchas personas, alrededor de 1.108 perdieron su vivienda, sus recuerdos y todo lo que conocían como la seguridad en sus vidas, para los niños su ropa, juguetes y útiles escolares en una población donde no abunda el dinero, pues la mayoría de casas eran construcciones de madera y no poseían lujos en la vida.

Pero ante estas adversidades nada mejor que corazones dispuestos a dar, por eso como conocedora de cerca de estas situaciones y habiendo trabajado con el estado durante algunos años decidí proponer un apoyo a la iglesia de Medellín y solo con un día para comprar o conseguir algo, la gente no dudó en llevar el 20 de agosto pañales, pañitos, artículos de aseo, toallas, cobijas y ropa de bebé. Pero esto era solo el comienzo, pues además se recogió algún dinero y posteriormente hermanos de la ciudad de Boston hicieron una donación en dinero que posibilitó la compra de ropa interior para dama, caballero, niño y niña principalmente, para estas personas que perdieron “todo” lo que poseía.

Estamos muy agradecidos con Dios por todos los corazones que movió durante esta situación, nunca conocimos las caras de las personas que ayudamos, aún muchos de ellos continúan pasando por sufrimientos pues la solución de vivienda que les ofrecieron era durante unos cuantos meses y al no tener con qué pagar luego, prefirieron quedarse debajo de un puente, a espera de poder volver a construir en el terreno donde estaban. Debemos continuar orando, porque Jesús dijo que los pobres siempre estarán entre nosotros y eso significa que nuestro corazón siempre debe estar movido por la compasión en el sufrimiento de los otros.

[vc_row][vc_column width=’1/2′]

Ayudas frecogidas para Damnificados

[/vc_column]

[vc_column width=’1/2′][/vc_column]

Ayudas frecogidas para Damnificados

[/vc_row]

Comparte esa noticia con otros

Deja el primer comentario